Nuevos retos para el Vivero de Empresas de Valladolid

Hoy comienza una nueva etapa para el Vivero de Empresas de la Cámara de Comercio de Valladolid. Un nuevo camino con una visión más cercana y actual, de esta institución, que lleva alojando a empresas y emprendedores desde el año 2005. Para ello, vamos a trabajar en tres ejes fundamentales:

  • Ocupación de oficinas y espacios de coworking
  • Notoriedad y repercusión en el tejido empresarial de Valladolid
  • Generación de alianzas y vínculos entre viveristas y coworkers.

 

Desde el Vivero de Empresas queremos aportar toda nuestra ayuda para hacer crecer los proyectos empresariales de emprendedores y micro-pymes que quieran sembrar con nosotros su idea, germinar su proyecto o madurar su empresa. Hoy, hemos empezado fomentando vínculos entre viveristas, con una actividad de Networking. Durante este acto, hemos  aprovechado para explicar todo el proyecto, enseñar la nueva imagen y ofrecer todo el compromiso de la Cámara de Comercio en su labor de ayuda empresarial.

 

En esta primera actividad, cada empresa ha respondido en dos minutos a la siguiente pregunta: ¿Qué puede mi empresa ofrecer al resto de viveristas?. Qüentas, Salinero Pampliega, Aisertel, Proy-Indus, Emeuve, A2V, Tolten, IMASP, Fragua Innovación y Gravedad Cero son algunas de las que han participado en este ejercicio de intercambio de ideas y que ha servido para que las empresas del Vivero se conozcan más de cerca y puedan generar posibles proyectos juntos.

 

Después del pertinente reparto de tarjetas, llegaba el turno de desvelar alguna de las sorpresas. Una de las razones por las que estaban invitados los viveristas, era poderles mostrar la original forma del nuevo directorio de empresas. Con esta iniciativa, se quiere recoger la esencia de un vivero de plantas y mostrar a todas las personas que se acerquen al vivero, que es un lugar especial. Un espacio donde ayudamos a echar raíces, donde regamos cada idea para que crezca y donde celebramos cada nueva hoja en forma de proyecto que nace.

La intención era sorprender a los viveristas con una nueva forma de mostrar sus empresas. Una maceta, un poco de tierra, una pinza y mucha alegría. Pero aquí no acababa la mañana. Otro punto a potenciar era que los actuales viveristas conocieran de primera mano el espacio de Coworking recientemente inaugurado. En él se dará todo el apoyo a doce emprendedores de sectores tecnológicos o tradicionales, que quieran disponer de un puesto individual en un lugar compartido bajo la filosofía del trabajo colaborativo.

 

Y para finalizar la ronda de sorpresas, todos los viveristas han compartido un pequeño desayuno en la nueva sala ‘office room’. Un espacio que cuenta con frigorífico, microondas, cafetera, mesas, sillones, armarios para poder disfrutar la hora de la comida o del café.

Estos son los primeros pasos de la nueva filosofía del Vivero de Empresas de Valladolid. Unas modernas instalaciones donde, sin lugar a dudas, se puede trabajar en las mejores condiciones posibles compartiendo ideas, tiempo y proyectos.

 

, , ,

Los comentarios están cerrados.